Los limones, la nieve y todo lo demás. foto Ana Evia