top of page
PNG TRANS. PASTEL OK WEB.png

ESTRENO
 VIGO ESPACIO NONONON LAB 2023

 CONTACTO 
 p.cake.matarile@gmail.com 

Intérprete

Andrea Dunia

Dirección
Baltasar Patiño

En la foto Andrea Dunia

 EQUIPO ARTÍSTICO 

 PUSSY CAKE PREFROMANCE 

Dirección y gestión visual

Baltasar Patiño

Asistente de dirección

sparring y textos

Andrea Dunia

Vestuario

La compañía

Video

NONONOM

Fotografía

NONONOM

 

Logística técnica

MATARILE

Técnico Pussy Cake

Baltasar Patiño

Espacio de residencia técnica

Espacio NONONON. LAB

Producen

MATARILE

ÁRTICA

AGADIC

PUSSY CAKE 

PERFORMANCE 

Extracto de, rescate, disección y relación/ inventario de imágenes, radiografía del personaje de Mario, resonancia magnética del personaje de Mario que revela deformaciones/ imágenes dislocadas que se exploran en dos sentidos: más cerca de Dunia y más allá de Dunia (SuperDunia).

 

Lo de los personajes estos tiene un punto mágico que conecta con lo que decía un autor cuyo nombre recordaré de que no creaba para ser didáctico ni pedagógico sino para fascinar (como la magia).

 

Este Pussy está muy influenciado por el comic de superhéroe y los dibujos animados, tiene un punto naif de tipografía de Disney.

ESPACIO DE CREACIÓN PERFORMA PUSSY

Logo NONONON_edited.jpg

 IMAGENES DE LA LA PERFORMANCE EN SU PRIMERA ETAPA DE CREACIÓN 

"Mi esposa es artista y saltó por la ventana"

Logo PEQUEÑO Pussy Cake.jpg

 IMAGENES DE LA PUESTA EN ESCENA DE PUSSY CAKE ORIGINAL, EN EL QUE ESTÁ BASADA LA PERFORMANCE 

 SOBRE PUSSY CAKE ESPECTÁCULO ORIGINAL 

PUSSY CAKE

Un espectáculo de setenta minutos que mantiene un fuerte ritmo desde el inicio. Importante presión sonora, contundentes imágenes de video y un dispositivo móvil de iluminación creado ad hoc, con tres potentes intérpretes.

PUSSY CAKE

La inquietante poética de la fotógrafa Francesca Woodman transita sobre el paisaje escénico, con momentos de danza pura empujados por una potente y sofisticada música Industrial, noise rock, hip hop.

Los dispositivos de iluminación y de vídeo diseñados a medida, envuelven los cuerpos en un diálogo estético y descarnado que por momentos conectan con el porno.

PUSSY CAKE  Procesos

Parte del discurso teórico inicial ha derivado. A la muerte de este discurso, esto que vemos y oímos es lo que sobrevive de un largo proceso de selección de materiales de movimiento, visuales y sonido.

 

En marzo 2022, retomo las bases de un espectáculo sobre la figura Francesca Woodman propuesto hace 10 años, aunque no realizado.

 

Comienzo un trabajo de búsqueda y selección de músicas, imágenes, y luz que serán guía durante el proceso y conforman la superficie por la que se deslizará Pussy Cake en estos meses.

 

El proceso de creación se ha desarrollado de manera diferente al habitual de la compañía. Planifico una docena de encuentros en distintas ciudades y espacios de creación con combinaciones diferentes entre los intérpretes, equipo artístico el director presente en todos ellos.

 

El equipo artístico se combina de diferentes formas para cada uno de estos encuentros: coreógrafas, bailarinas, actriz, iluminador y el director,  presente en todos ellos.

                 

Es en noviembre 2022 el equipo completo comienza el trabajo de manera conjunta. Las intérpretes ven el trabajo sus compañeras por primera vez.

 

Las pausas entre los encuentros han sido igual de importantes que los tiempos de ensayo. Es en esas pausas donde aparece PUSSY CAKE.

PUSSY CAKE Iluminación

Decido construir las luces de PUSSY en un espacio teatral real, para generar la base de la iluminación teniendo en cuenta las coreografías ya ensayadas, las músicas y los vídeos que intervienen.

PUSSY CAKE

Compostela, Vigo, Ourense, A Coruña, Madrid, la carretera, los hoteles, el amor, la lluvia y el teléfono.

 

Baltasar Patiño

Esta foto de Francesca está considerada como su primer autorretrato SELFIE

Página en proceso

 SOBRE FRANCESCA WOODMAN 

Francesca SELFIE.jpg

Woodman:
“Estaba inventando un lenguaje para que la gente viera las cosas cotidianas que yo también veo… y mostrarles algo diferente… Simplemente el otro lado."

FRANCESCA.png

PUSSY CAKE

Sobre Francesca Woodman

Considerada precursora del autorretrato que hoy asumimos con la palabra Selfie

Francesca dice “Estaba inventando un lenguaje para que la gente viera las cosas cotidianas que yo también veo… y mostrarles algo diferente… Simplemente el otro lado."

 

Francesca Woodman saltó por una ventana de un loft en Manhattan el 19 de enero de 1981. Fue un punto y final para una vida y para una artista que marcaría un hito en el arte. Tenía 23 años

 

Un final trágico que terminaba con estas palabras: “Esta acción que preveo no tiene nada que ver con un melodrama. Yo era, ¿soy?, no única, pero sí especial

 

“El tiempo pasa en una imagen fija”

 

Amanecer de una leyenda y eclipse de los padres

Francesca se ha quedado en una eterna juventud, suspendida por la muerte, en el aire diria yo como una figura que se siente viva por el interés que sigue despertando su obra, sus padres se han ido eclipsando como artistas.

 

No está muy claro si Woodman partía de una perspectiva feminista: Rosalind Krauss, su primera gran valedora, así interpretó su obra, pero ha habido quien ha desmentido que la cuestión política fuera esencial para ella, como Cindy Sherman: “Se utilizaba a sí misma de un modo orgánico, no para hacer una declaración”.

 

Sloan Rankin, colaboradora y amiga, declaró “Lo que hacía estaba por delante de su época. Si coges un catálogo de Urban Outfitters y colocas al lado una foto de Francesca, verás que la industria se ha adaptado a su forma de pensar”. Si en lugar de eso se dan una vuelta por Instagram, ya ni les contamos.

 

 

"Do it yourself to become yourself"

Hazlo por ti mismo para llegar a ser tu mismo

NIÑA CAMARA.png

PUSSY CAKE Equipo principal

Tres intérpretes, dos coreógrafas y un director de escena también iluminador

 

Intérpretes

Andrea Dunia - Raquel Esteller - Alejandra Balboa

 

Coreógrafas de Pussy Cake

Nuria Sotelo - Rut Balbís

 

Dirección + gestión visual + sonido

Baltasar Patiño

 

Dos coreógrafas

Nuria Sotelo y Rut Balbís, un sentido distinto del movimiento, para dos bailarinas que se complementan en potencia y sutileza.